Regulación y garantía de los fondos

Regulación

Existen entidades reguladoras oficiales tanto a nivel nacional como internacional que regulan y supervisan el funcionamiento de los intermediarios financieros. La regulación del broker no es una garantía al 100%, pero te aporta una protección adicional a la hora de invertir. Las agencias reguladoras más relevantes son la FCA (Financial Conduct Activity en Reino Unido), la SEC (Security and Exchage Commission), NFA y CFTC (Estados Unidos) y la CNMV (Comisión Nacional del Mercado de Valores en España).


Fondos Segregados

Hay que fijarse en si  los fondos de los clientes están separados de los propios fondos del broker. Las razones para la creación de estos fondos es que esté clara la separación entre estos dos grupos de dinero para que no sea usado para propósitos inadecuados y también para asegurar que el dinero sea fácilmente identificable de pertenecer a los clientes en caso de que le suceda algo a la firma, como la bancarrota.  


Garantía de los fondos

La regulación que hemos visto previamente es importante ya que de esto dependerá la garantía de los fondos bajo los que  trabajan los intermediarios financieros.
Los Fondos de Garantía ofrecen una  indemnización  a los  inversores  de sus entidades adheridas (empresas de servicios de inversión y sociedades gestoras de instituciones de inversión colectiva) en  determinados supuesto de insolvencia de la entidad  que presta el servicio de inversión, por el dinero y valores depositados o confiados a la entidad.
Así mismo, estos brokers depositan los fondos segregados de sus clientes en bancos que cumplan unos requisitos mínimos de calificación de deuda, quedando  los principales bancos a nivel mundial.
Adicionalmente existen los fondos de garantía de depósitos para cada país en concreto, lo cual da una doble protección a los inversores.