Futuros

¿Qué son los futuros?

Los futuros son contratos financieros que obligan al comprador a adquirir un activo (o al vendedor a venderlo), como producto físico o un instrumento financiero, en una fecha futura predeterminada y precio.

Los contratos de futuros detallan la calidad y cantidad del activo subyacente; que están estandarizados para facilitar la negociación en el mercado de futuros. Algunos contratos de futuros pueden requerir de entrega física del activo, aunque la gran mayoría y los contratos más negociados se liquidan en efectivo. Los mercados de futuros se caracterizan por la capacidad de utilizar un apalancamiento muy alto en relación con los mercados de valores.

Los futuros pueden utilizarse para cubrir o especular sobre el movimiento del precio del activo subyacente. Por ejemplo, un inversor de oro podría utilizar futuros para fijar un precio determinado y reducir el riesgo (cobertura). Por otra parte, cualquiera podría especular sobre el movimiento de los precios del oro por ir largo o corto en el uso de futuros.

Ventajas y desventajas

 Costes iniciales: los costes generados en el contrato de futuros son menores que para otros instrumentos financieros.

 Liquidez: se trata de un producto financiero que ofrece liquidez.

 Riesgo de insolvencia: la Cámara de Compensación garantiza la liquidación del contrato.

√ Flexibilidad al negociar: el acuerdo puede ser cerrado en cualquier plazo antes de la fecha de vencimiento.

√ Vencimiento de las operaciones: el mercado fija los ciclos del vencimiento.

× Riesgo: se trata de un producto que comporta un alto riesgo. Existe la posibilidad de perder la totalidad de la inversión.

× Depósito previo: en este tipo de producto financiero es obligatorio depositar un margen que cubra una serie de riesgos.

× Mercado: no existe contrato de futuros para cubrir todas las posiciones de contado.

Compara brokers
de todo el mundo
totalmente gratis
y ahorra en tu inversion

Empezar