CFDs

¿Qué son los CFDs?

Los Contratos por Diferencias (CFD) son un instrumento derivado de inversión al contado que permite tomar posiciones tanto alcistas como bajistas, replicando los movimientos del precio del activo subyacente sin necesidad de entrega física. Al ser un producto derivado funciona con apalancamiento, lo que permite tener una posición sobre un activo sin desembolsar la totalidad del coste de este, simplemente el margen requerido para dicha operación.  Existen CDFs sobre gran cantidad de activos como acciones, índices, materias primas, etc.

Los CFDs son productos Over The Counter (OTC), por lo que se negocian en un mercado paralelo no organizado sobre subyacentes que se negocian en mercados organizados y como su nombre indica son contratos por diferencias, es decir,  un contrato entre  dos partes que intercambian la diferencia entre el precio de entrada y el de salida. Por lo tanto, las pérdidas o ganancias derivan de la diferencia entre los precios de compra y venta.

Ventajas y desventajas

√ Posiciones de compra y venta: Permite operar en activos tanto al alza como a la baja (cortos y largos).    

  Apalancamiento: Se pueden abrir posiciones con el 5% del efectivo de la operación como margen inicial de garantía sobre el valor de la operación.

 Diversificación: Al ser un producto apalancado  y no requerir el desembolso total del nominal permite la diversificación de la cartera con menos dinero.

 Liquidez: Aunque es un mercado no organizado existen creadores de mercado que siempre darán contrapartida en el caso de querer cerrar una operación.

 Comisiones: el coste de la comisión para los CFDs suele ser más bajo en relación con otro tipo de productos financieros al tratarse de un mercado no organizado.

 CFDs sobre subyacentes extranjeros: los gastos en la operativa con CFDs en mercados extranjeros son muy bajos e incluso menores, dependiendo del broker, que en los de la compraventa de valores nacionales.

 Dividendos: al ser un producto que replica la cotización de su subyacente,  los CFDs sobre acciones también reparten dividendos. Si la posición es de compra recibirá el mismo dividendo que cualquier accionista y si la posición es de venta se le restará este importe de su cuenta y lo ganará por el lado del descuento del dividendo en la cotización. 

 Fácil contratación: se puede crear cuenta crear cuenta para operar rápidamente y online.

 Transparencia: Replican activos que cotizan en mercados organizados de manera que los precios de los CFDs son totalmente transparentes. Sin vencimiento: Producto que no necesita renovarse.

× Tasa de financiación: Si se mantienen posiciones de un día a otro puede ser que se tenga que pagar un interés diario sobre la exposición total de la transacción ya que el bróker está prestando dinero por el apalancamiento. También puede ser que se reciba este interés, esto dependerá de si la posición es comprada o vendida y del broker.

× Sin derechos políticos: Los CFDs sobre acciones no tendrán derecho a voto ni para acudir a las juntas de accionistas.

× Aviso de Riesgo: La operativa con CFDs requiere conocimiento de los activos financieros y pueden no ser adecuados para todos los inversores. Este instrumento apalancado comporta un alto riesgo si no se gestiona adecuadamente y un beneficio puede convertirse rápidamente en pérdida como consecuencia de variaciones en el precio.

Compara brokers
de todo el mundo
totalmente gratis
y ahorra en tu inversion

Empezar